Liderazgo: 8 competencias clave para ser un Gerente eficaz

Mucho hemos hablado de las competencias digitales de un líder. Pero hay otras competencias – las de siempre – que vale la pena recordar porque no están relacionadas específicamente a los cambios tecnológicos o la transformación digital, sino que son habilidades que vamos aprendiendo a lo largo de nuestra carrera profesional y empezamos a echar en falta cuando por primera vez nos toca tener gente a cargo y liderar esos equipos de trabajo. 

Estas competencias no se adquieren “estudiando”, sino practicándolas a diario. Pero necesitamos saber cuáles son para ir desarrollándolas. Para quienes aún no ocupan posiciones de liderazgo, es un buen ejercicio pensar si su jefe las tiene y las practica, para ver en el otro aquellas falencias que uno podría mejorar cuando le llegue el turno de liderar.

 1. Persistir en una actitud Positiva

Una de las habilidades de liderazgo más importante que se puede tener es la capacidad de responder positivamente a todos los nuevos desafíos que nos toca enfrentar. No importa cuán desafiante o desalentador sea o parezca el reto, pero es la actitud positiva la que nos ayuda a enfrentarlo sin que impacte en nuestra productividad o en nuestro estado anímico.

La clave es reaccionar a cada una de las malas noticias, buscando formas en que la empresa pueda responder productivamente. Esto no solo nos prepara para aprovechar al máximo una mala situación, sino que trasmite tranquilidad y  esperanza a colegas y colaboradores.

2. Reconocer  y Recompensar el esfuerzo


Los líderes más efectivos reconocen y recompensan a quienes generan nuevas ideas o trabajan especialmente duro. Incluso si sus esfuerzos no dan resultado, igual merecen reconocimiento por intentarlo. Celebrar con su equipo de trabajo eventos importantes como cumpleaños, victorias y éxitos es clave para construir confianza en el equipo. Todos necesitamos sentirnos reconocidos y eso nos ayuda a sentirnos bien en lo que hacemos y a relacionarnos mucho mejor con nuestros compañeros de trabajo.

3. Tener en cuenta todas las contribuciones


Para reconocer las contribuciones de los empleados, un líder eficaz debe considerar todas las formas en que alguien puede contribuir a su empresa. Esto incluye contribuciones que no se relacionen directamente con los objetivos comerciales.

Los empleados que escuchan, ayudan y acompañan  a sus compañeros durante momentos difíciles en sus vidas por ejemplo, ayudan a promover la salud mental y la positividad en el lugar de trabajo; esta es una contribución valiosa y merece reconocimiento.

4. Desarrollar nuevas habilidades


El mercado siempre está cambiando y exige que los líderes se adapten a las nuevas tecnologías, las tendencias de la industria y las formas de hacer negocios. Para ser un líder eficaz, hay que mantenerse un paso por delante del mercado, investigar las tendencias futuras y aprender las habilidades necesarias para adaptarse. Hoy estas habilidades están descriptas en las 8 competencias digitales que plantea RocaSalvatella.

5. Comunicar de forma clara


La capacidad de comunicarse clara y consistentemente es una de las habilidades de liderazgo más cruciales. Los líderes efectivos   tienen la capacidad de ser claros en las instrucciones y consignas tratando de minimizar cualquier ambigüedad. Pero tienen como práctica incorporada el chequear con los miembros de su equipo si se han explicado, para estar seguros de que todos han entendido.

No obstante deben asumir la responsabilidad si la comunicación deficiente – de su parte-  lleva a los empleados a cometer errores. Mientras mejor se comunique, más confianza tendrán sus empleados y menos errores cometerán.

6. Confiar en el Equipo


Los líderes que están siempre encima de sus colaboradores o monopolizan las tareas clave – no se animan a delegar –  hacen que los empleados se sientan infravalorados y poco confiables.

Una vez que el líder ha llegado a conocer a sus  empleados y ha  calibrado sus habilidades, debe darles  la libertad de realizar esas tareas clave de la manera en que ellos crean que es mejor. Esta actitud refuerza la confianza de todo el equipo de trabajo.

7. Cultivar el vínculo con las personas con las que trabaja


Los verdaderos líderes se interesan también por los aspectos personales de sus colaboradores. Preguntarle a sus trabajadores sobre sus vidas e intereses, invitarlos a pasar un rato y mantener  una conversación informal ayuda a que se sientan valorados y cómodos en el vínculo. Este ejercicio permite al líder, además, conocer otros aspectos de sus colaboradores, pudiendo medir y descubrir sus habilidades para ubicarlos en posiciones más productivas para la compañía, y más gratificante para ellos.

8. Optimizar las oportunidades


Otra ventaja de cultivar el vínculo con los empleados es que le permite al líder determinar la mejor manera de recompensarlos. Si un empleado valora la educación, la manera de recompensarlo podría ser otorgarle una beca para ampliar sus estudios.

Si aman viajar, quizá la mejor recompensa podría ser enviarlo a representar al área y a  la empresa en congresos y  conferencias.

Todas  las habilidades de liderazgo se pueden aprender, incluidas las ocho que se describen aquí. El mejor camino es empezar por la que tendrá mayor impacto en la función que cada uno desempeña actualmente y una vez perfeccionada, avanzar con la segunda en importancia.

Porque, como a “ser padres”, a ser “líderes eficaces” se aprende practicando.

Escrito por: Genoveva Purita
Extraído de: https://www.obs-edu.com/es/blog-investigacion/social-media/liderazgo-8-competencias-clave-para-ser-un-gerente-eficaz
Tagged with:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *